En un editorial publicado por el Financial Times, el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, aclara que aunque EEUU ha trabajado duro para crear lo que se conocer como el sueño americano de la “oportunidad”, hoy en día “ese sueño es un mito”.

De hecho, el profesor de la Universidad de Columbia explica que aunque los estadounidenses se consideren a sí mismos como un país de clase media, “esto ya no es cierto”, aclaró. “Hoy en día, las posibilidades de que un niño sea más dependientes de los ingresos de sus padres es más elevada en EEUU que en Europa, o cualquier otro de los países industriales avanzados”.

En su artículo de opinión, posteriormente resumido por la CNBC, Stiglitz sostiene que a los estadounidenses se les ha hecho pensar de forma equivocada que el aumento de la desigualdad en los ingresos ha sido el resultado de un crecimiento económico más rápido. Sin embargo, para el premio Nobel, esta idea es falsa ya que la economía de EEUU creció más rápido durante las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, cuando las desigualdades eran más bajas, que durante la década de los 80, dijo.

“Los libros de texto nos enseñan que podemos tener una sociedad más igualitaria sólo si sacrificamos el crecimiento o la eficiencia”, explicó. “Sin embargo, un análisis más detallado demuestra que estamos pagando un alto precio por la desigualdad ya que contribuye a la inestabilidad social, económica y política, y, además, genera un menor crecimiento”.

De hecho, señaló que los países occidentales con las economías más saludables, como Escandinavia, tienen un mayor grado de igualdad.