Después de recomendar a Alemania que lidere la eurozona o que abandone el euro, el inversor George Soros ha vuelto a meter el dedo en la llaga durante un discurso ofrecido esta semana en Berlín. El multimillonario ha dejado claro a los allí presentes que “la depresión” económica atacará a la economía alemana en los próximos seis meses.

Durante una conferencia en el Palacio de Berlin, Soros ha explicado que es “la falta de coherencia política” y no “el diablo” lo que ha desatado la actual crisis que vive Europa. En este sentido, durante su intervención titulada La tragedia de la Unión Europea señaló que “una idea inicialmente positiva sobre la cohesión entre las naciones europeas se ha convertido en lo contrario”.

Desde su punto de vista, la falta de autoridad fiscal y política podría acabar con la unión monetaria. De nuevo, Soros ha apuntado al Bundesbank como responsable de buena parte de la situación que vive la economía europea. “El Bundesbank sólo considera la inflación como un gran peligro cuando lo realmente preocupante es la deflación”, insistió, recoge elEconomista

Al mismo tiempo señaló que está en manos de Alemania el “salvar” el euro y ha advertido de que el Tribunal Constitucional alemán podría prohibirle al gobierno este cometido. Como ya dijo durante el pasado fin de semana, en estas circunstancias, Alemania debe respaldar el crecimiento o “abandonar” el euro.

El multimillonario ha definido a Angela Merkel como una “gran lider democrática” que sabe “escuchar” aunque en estos momentos es necesario un líder con influencia y que sepa convencer con su visión de futuro.

Soros reiteró durante su intervención que “no podemos dejar que el euro sea capaz de destruir la Unión Europea”. Sin embargo, a continuación puso de manifiesto que “mantener el euro haciendo el mínimo esfuerzo destruirá la UE”. La carta de la bolsa