La Fed de St. Louis tiene un indicador propio para medir la complacencia de los inversores, el llamado “índice de estrés financiero (STLFSI)“. Como señala el analista Barry Ritholtz, este indicador combina 18 diferentes serie de datos para establecer una lectura que indice el sentimiento de los inversores hacia el mercado.

El último dato, del 30 de agosto, mostraba que el indicador se había situado por debajo de la media desde diciembre de 1993, con una lectura “menos estresada” que las cuatro quintas partes de todos los datos desde esa fecha.

Click en el grafico para agrandar
Click en el grafico para agrandar

Las lecturas más bajas de la historia se produjeron en las primeras semanas de 2007, cuando las acciones estaban subiendo y se daban los primeros síntomas de la crisis hipotecaria. Las 12 lecturas más altas se dieron a finales de 2008, tras el colapso de Lehman Brothers.

Lecturas de bajo nivel de estrés suelen anticipar caídas en los mercados, y viceversa. Capitalbolsa