¿Qué podemos esperar para la segunda mitad del 2012?

¿Qué podemos esperar para la segunda mitad del 2012? Es una interesante pregunta que Robert Powell, analista de MarketWatch, intenta explicar en el siguiente artículo:

Los inversores, dicen los expertos, se enfrentan a más retos en la segunda mitad del año que en la primera mitad. “Los mercados probablemente se mantendrán al borde del precipio en el resto de 2012”, dijo recientemente Russ Koesterich, estratega jefe de inversiones globales para BlackRock.

Otros comparten ese sentimiento. Stuart Freeman, estratega jefe de renta variable de Wells Fargo Advisors, dijo en su informe semestral que los mercados “se mantendrán en terreno movedizo” para el resto de 2012

Pero incluso en este escenario, los asesores también piensan que las perspectivas para las acciones de Estados Unidos son positivas hasta el final del año.

James Swanson, estratega jefe de inversiones de MFS Investment Management, por ejemplo, dijo en una reciente conferencia telefónica que hay razones para ser optimistas. Uno de ellas, los catalizadores del actual ciclo económico son positivos. Los márgenes de beneficios corporativos, el gasto de los consumidores, el mercado de la vivienda, y las ventas de automóviles van en aumento.

Lo que es más, dijo Swanson, el mercado de valores de EE.UU. parece barato en comparación con los patrones históricos. “Un mercado alcista de ciclo típico ve un aumento de un 188% desde su mínimo de la recesión, y sólo estamos a mitad de ese período”.

Freeman también señaló que el mercado tiene un alto potencial de subida, lo que será la segunda etapa de este mercado alcista cíclico. Él predijo en su informe semestral de Wells Fargo que el índice Standard&Poor ‘s subirá de un 6% a  un 7% y que cerrará el año entre 1.400 y 1.450. Las bases para este pronóstico: El crecimiento del empleo, la confianza del consumidor, la capacidad de recuperación economía de los EE.UU., y el aumento de la liquidez en todo el mundo, son buenas señales para las acciones.

Teniendo en cuenta todo esto, ¿en que podríamos invertir? Swanson recomienda valores de alta calidad y gran capitalización, acciones de tecnología y acciones con altos dividendos.

Koesterich también considera que acciones de altos dividendos es el lugar ideal para lo que resta de 2012. “Nosotros preferimos valores de beta relativamente baja, altos dividendos de países desarrollados y mercados emergentes. Hay que aprovechar cualquier debilidad del mercado como una oportunidad para añadir a largo plazo posiciones en los mercados emergentes”, dijo Koesterich en un comunicado.

Freeman aconseja a los inversores sobreponderar sectores como: consumo discrecional y tecnología de la información, materias primas y de telecomunicaciones.

En renta fija, Koesterich es alcista en los bonos municipales y bonos corporativos de Estados Unidos, en particular los de grado inversión.

En cuanto a la economía, Swanson señaló que desde la Segunda Guerra Mundial, la expansión económica ha durado un promedio de 59 meses -casi cinco años. La expansión económica actual es de 35 meses, lo que significa que podría haber otros dos años de expansión. “Estamos más o menos a la mitad del camino o a la mitad del ciclo, no al final de un ciclo”.

Swanson, dice que no podemos esperar un ciclo económico con una tasa de crecimiento media del 4%, como sucedió en los años 80 y 90. “Será sólo del 2%. Sin embargo, este 2% es orgánico y sostenible, y no será impulsado por el aumento del gasto a través del incremento de deuda tanto a nivel corporativo como de los consumidores. La sostenibilidad del ciclo para mí está intacta, porque no estamos asistiendo a un ciclo de crédito. ”

Koesterich cree que es poco probable que el crecimiento de EE.UU. sea superior al 2%. Pero también dijo que potenciales aumentos de impuestos y recortes de gastos en los EE.UU. a final de año, podría crear más de 600 mil millones de dólares en “carga fiscal”, o el equivalente aproximadamente al 4% del PIB. Y si esa carga fiscal llegara a ocurrir, Koesterich cree que una recesión de doble suelo es mucho más probable y que no es algo que los inversores están anticipando.

Respecto a Europa, Swanson cree que la recesión será profunda, aunque no tanto como en 2008. Además, los dirigentes del Banco Central Europeo han sido capaces de mantener la zona euro unida con  soluciones temporales.

Según Swanson, el mayor problema de Europa en este momento no es necesariamente la excesiva deuda en los países periféricos. El problema más grande y fundamental que debe abordarse, es el elevado coste unitario de la mano de obra y la ineficiencia laboral, dijo.

Y eso es probable que continúe. “Es imposible crecer si no se puede ganar cuota en los mercados de exportación, y si el mayor componente del coste es la mano de obra”, dijo. “Lo que las democracias de Europa han hecho para ser menos competitivas es más promesas al electorado de mejores condiciones laborales, de semanas más cortas.”

Sí, ha habido alguna propuesta de reforma laboral en los países europeos que podrían ayudar a revertir esta tendencia, pero ninguna sugieren a Swanson una solución definitiva al problema europeo, “que en mi opinión, es ser competitivos para salir de un problema de deuda cada vez mayor, y no lo son”.

Desaceleración en China, pero no un crash.

Según Swanson, el subíndice oficial de empleo de China del sector manufacturero, aunque volátil, es un buen guía para averiguar el estado de la economía china. Y en este momento “está subiendo”, dijo Swanson.

Hay dos razones por la que China se resiente: en primer lugar, la actual desaceleración se debe en parte a la recesión en Europa, pero también por las políticas monetarias restrictivas del Banco Popular de China de hace un año. Con la reducción de las tasas de interés chinas y el aumento de la disponibilidad de liquidez, veremos los frutos en cinco o seis meses, 10 meses, como mucho.

En segundo lugar, dijo, “las grandes amenazas para las economías de los mercados emergentes, como los miedos inflacionistas, particularmente en la agricultura, se han desplomado, con cosechas récord y un retorno a patrones climáticos más normales”.

Por lo tanto, se prevé que se reanude la tendencia del crecimiento económico en los mercados emergentes para final de año en países con grandes mercados emergentes, como Brasil e India.

Swanson señaló que los países de mercados emergentes globales tienen en promedio histórico un PER de 16. En este momento, sin embargo, el PER es de 11,4. “Estas acciones de mercados emergentes están baratas teniendo en cuenta su media histórica. Parece que el mercado ya ha descontado un escenario de recesión o desaceleración pronunciada, por lo que de no producirse, las acciones lo recogerían fuertemente al alza”, dijo.

Koesterich recomienda sobreponderar los mercados emergentes. Las razones: hay una tendencia a largo plazo hacia una menor volatilidad, mayor crecimiento económico, caída de la inflación y valoraciones más atractivas. Carlos Montero


Logo FinancialRed