¿Qué pasará tras la reunión de la Fed mañana?

-Mañana se reune la FED  y la mayoría de estrategas bursátiles creen que los mercados están ya descontando la decisión de la Reserva Federal para comenzar a dar marcha atrás a sus compras de bonos en la reunión .

De hecho, las grandes casas de análisis ya se centran en adivinar la cantidad en la que recortará el actual programa de compras por importe de 85.000 millones de dólares mensual. De si reduce o no las compras y el tamaño, dependerá el sentido del mercado de acciones en el corto/medio plazo, por lo tanto vale la pena detenerse y analizar la situación.

Algunos analistas como Doug Cote, estratega jefe de mercado en EE.UU. de ING Investment Management, creen que la Fed reducirá las compras de bonos del Tesoro y títulos respaldados por hipotecas en 20.000 millones de dólares este próximo miércoles

Tal medida sería un mensaje muy positivo para el mercado, y sería “comprar con las noticias” (ya que el mercado ha vendido con el rumor), dijo Coté. Él piensa que las acciones están a punto de acelerar su camino alcista.

La opinión de consenso entre los economistas es una reducción de las compras por importe de 15.000 millones de dólares, de acuerdo a una reciente encuesta de The Wall Street Journal. De los 47 expertos preguntados el 66% espera que la Fed anuncie una reducción el miércoles.

Si el anuncio de la Fed coincide más o menos expectativas, los mercados continuarán subiendo, según cree Quincy Krosby, estratega de mercado de Prudential Financial.

Lo que haga la Reserva Federal en la próxima reunión ha dominado las mesas de operaciones y las salas de inversión durante meses. No es ninguna sorpresa. El cambio de juego de la Fed inyectando una gran cantidad de dinero en los mercados ha provocado un gigantesco mercado alcista, comenta Victor Reklaitis de MarkertWatch..

“Pero, ¿qué pasaría si la Fed retrasa el recorte de las compras de bonos?

Sería una cierta sorpresa, aunque hay una corriente de analistas que creen que la Fed podría retrasar tal medida hasta octubre o diciembre.

Si la Fed no mueve ficha este miércoles, las acciones se podrían disparar en el corto plazo, pero podría ser un punto negativo en un plazo de tiempo más largo.

Traders señalan que si la Fed decide no hacer nada, las acciones podrían subir con fuerza, pero esta subida sería aprovechada por especuladores agresivos para vender. Es verdad que las compras de bonos de la Fed han ayudado a impulsar la recuperación del mercado de valores. Pero una demora en la retirada de estímulos podría indicar que la Fed ve nubes de tormenta en el horizonte y tiene una perspectiva económica peor a la esperada por los EE.UU. y el mundo económico.

En el otro extremo del espectro, un recorte mayor de lo esperado provocaría una fuerte caída en el corto plazo. Si la Reserva Federal opta por una reducción de 50.000 millones, la reacción inicial en el mercado sería de una oleada de ventas, según comenta Krosby, de Prudential Financial. Las acciones y el sector inmobiliario se verían especialmente afectados.

Sin embargo, este movimiento es poco probable, ya que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, y varios otros responsables políticos quieren tener cuidado y evitar un incremento de la volatilidad del mercado. Si el mercado se toma mal la decisión del miércoles, esperen que varios funcionarios como el presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, la presidenta de la Fed de Kansas City Esther George y el gobernador Daniel Tarullo, salgan a la palestra este viernes proporcionando más detalles para aplacar los ánimos.

¿Qué valores sectores pueden hacerlo mejor tras la decisión de la Fed?

Si la Fed anuncia un recorte modesto, los inversores deben considerar comprar acciones de pequeña y mediana capitalización o sectores como tecnología, evitando sectores sensibles a los bonos como utilities y telecomunicaciones.

Los constructores de viviendas y acciones relacionadas por el sector inmobiliario podrían mostrar fortaleza, siempre y cuando las señales del banco central sean que manejan con delicadeza los valores respaldados por hipotecas.

Para los inversores a largo plazo, es completamente irrelevante cuando reduzca la Fed las compras de bonos, en septiembre, octubre o diciembre. La Fed envió su primera señal sobre una reducción de los estímulos a finales de mayo, y el mercado de acciones se ha mostrado bastante cómodo con este cambio de entorno.” Fuentes: Victor Reklaitis.–  Lacartadelabolsa


Logo FinancialRed