¿Que hacer con las acciones de Bankia?

El desplome en bolsa de Bankia es uno de esos ‘anunciados’ prácticamente desde el momento en el que el valor comenzó a cotizar en julio de 2011 a un precio de 3,75 euros por acción. Ayer Bankia se hundió más de un 41%, la mayor caída en bolsa de su historia, y hoy continúa el descalabro…

Y es que las advertencias sobre el riesgo que conllevaba la inversión en acciones de la compañía y sobre sus bonos han sido una constante desde sus inicios. Consulte los siete consejos de los expertos consultados por Expansión.com.

1. No invertir si no se tienen argumentos
Saber dónde se invierte es una de las máximas que siempre debe tener en mente cualquier inversor. “Es incomprensible la parálisis de un importante número de accionistas que han sido incapaces de tomar una decisión cuando las evidencias eran tan claras. Ya no se trata de analizar por qué motivo se acudió a una Oferta Pública de Suscripción (OPS) sin ningún atractivo, sino después del error, por qué se persistió en el mismo”, se cuestiona Alberto Roldán, director de inversiones de Lloyds Bank.

Roldán asegura que “ni siquiera el importante crédito fiscal tiene consuelo. Ha sido una inversión ruinosa y gran parte de la culpa la tienen aquellos que justificaron su condición de accionistas sin ningún argumento que les respaldase, lo cual lo hace aún más incomprensible”.

2. ¿A qué precio entró en Bankia?

Una vez planteada la hora de ruta del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), “cualquier solución parece mala, pero la estrategia varía mucho en función del precio de entrada de cada cual”, según explica Roberto Moro, analista de Apta Negocios.

“Si se ha comprado por encima de 1 euro, yo esperaría por si se produce un milagro (aunque me parece algo remoto ahora, la verdad). Pero si se ha comprado por debajo de 1 euro, quizás lo mejor sea asumir la pérdida y, en función de cómo se haya producido la entrada (si lo es como consecuencia de canje por preferentes), emprender demandas judiciales, bien en solitario, bien de manera colectiva”, advierte Moro.

3. Aguantar Bankia si baja de 0,1 euros
Daniel Pingarrón, estratega de mercado de IG, tiene muy claro que los inversores tendrían que haber vendido el pasado viernes sus títulos, más aún cuando el primer paso del FROB era reducir el valor nominal de las acciones a un céntimo para cumplir con la “necesaria absorción de costes o pérdidas por parte de los accionistas” de la entidad. “No era muy lógico que Bankia cotizara entre 0,25 y 0,30 euros, cuando ya se sabía que la Comisión Europea quería una valoración de 0,01 euros, y el Gobierno estaba intentando que fuera de 0,1 euros”, indica.

Pero llegados a este punto, seguiría siendo acertado salirse 0,2 euros, según Pingarrón. Sin embargo, este experto de IG apunta que si la valoración cae por debajo de 0,1 euros, “tal vez lo mejor sería aguantar, pues la revalorización potencial sería superior a los 0,10 euros, y no valdría demasiado la pena vender”.

Según el consenso de Bloomberg, el precio objetivo de esta entidad es de 0,14 euros. Pingarrón, también se atreve a decir que llegado el caso de una cotización claramente por debajo de los 0,1 euros, “podría considerarse comprar títulos de Bankia en una inversión de elevadísimo riesgo pero de elevada rentabilidad potencial”.

4. Bankia debe dispararse un 3.000% para recuperar el precio de la OPS
Bankia comenzó a cotizar en bolsa a un precio de 3,75 euros por acción, es decir, a años luz de los 0,01 euros a los que ahora valora el FROB a la compañía. Gerardo Ortega, analista independiente y colaborador de CMC Markets, teme que nada se puede hacer “salvo armarse de paciencia y mucha” pues el inversor tipo medio de Bankia procede del estreno bursátil de la entidad.

Este experto explica que el inversor ha de tener en cuenta, que para recuperar el precio pagado en la salida a bolsa, el título no ha de recuperar el 97% actualmente perdido, sino más de un 3.000%.

Javier Flores

Veremos en el futuro una OPA de exclusión, una vez se hayan canjeado todos los híbridos y llevado a cabo la ampliación de capital

Gerardo Ortega añade que desde la OPS, Bankia acumula trece meses consecutivos sin cerrar por encima del máximo del mes previo. “Y cuando lo consigue, lo hace para irse a un gran hueco de precios del 26% a la apertura (gente súper pillada) que aprovecha para deshacer cuando vuelve el precio allí. Desde entonces, suma siete meses seguidos sin cerrar por encima del máximo del mes previo”, detalla.

5. El ‘contrasplit’ no da valor a los títulos
Una vez reducido el nominal de Bankia a 0,01 euros, el FROB obliga la entidad a realizar un ‘contrasplit’ en la proporción de 100×1. Esto supone una agrupación de acciones para facilitar la cotización, de modo que tras esta operación el valor nominal será de 1 euro. Pero los accionistas deben tener presente que el ‘contrasplit’ no da valor, sino la posibilidad de que los títulos “puedan” seguir negociándose en bolsa, matiza Gerardo Ortega.

Esta opinión coincide con la de Javier Flores, analista independiente y responsable del Servicio de Estudios y Análisis de Asinver, que opina que esta operación multiplica el valor nominal de la acción y divide el número de acciones en la misma proporción, “creando únicamente una apariencia de valor que no es real y que en este caso tiene como finalidad solapar al accionista poco experimentado que ha perdido la práctica totalidad de sus ahorros”.

Desde BPI apuntan que los títulos “deberían converger en 0,01 euros antes de la recapitalización”, y añaden que tras la recapitalización y el contrasplit deberían situarse en 1,3 euros.

6. ¿De quién es un 1% de Bankia?
Los actuales accionistas de Bankia “no representan ni el 1% del capital y se van a ver enterrados bajo una montaña de papel como resultado de las dos ampliaciones simultáneas de capital”, explica Flores.

Según este analista, cada acción de Bankia representa la mil millonésima parte del 1% de la entidad. “Es decir, nada”. Javier Flores manifiesta que el número de acciones en circulación nos da una idea de lo absurdo de la inversión para el accionista. Los títulos en circulación van a pasar de 2.000 millones de títulos a 1,2 billones (x600) como consecuencia de las dos ampliaciones de capital (por 10.700 millones de euros en bonos contingentes convertibles (CoCos) y por 4.840 millones de euros, en dos ampliaciones sucesivas al precio de suscripción de 0,0127 euros por acción).

Con estas dos recapitalizaciones se diluye la participación de los actuales accionistas al 0,1%, desde el 52%.

Flores cree que veremos en el futuro una OPA de exclusión, una vez se hayan canjeado todos los híbridos y llevado a cabo la ampliación, lo que terminaría con cualquier esperanza de recuperación de la inversión de accionistas y preferentistas. “No obstante, la única opción real que tienen de redimir parte de las pérdidas latentes pasa por acudir a la jurisdicción civil”, indica.

7. Deje la especulación para los expertos
“Bankia es un cuchillo cayendo en picado”, así de claro y contundente se expresa Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse. Según Martín, su caída “era más que esperada” después de que el 14 de febrero el FROB valorara a 0,01 euros cada una de sus acciones.

“No hay motivos para pensar en una recuperación, más allá de meros rebotes que podamos ver a muy corto plazo frutos de la especulación, algo que en el caso de Bankia deberíamos dejar a los más expertos, ya que el potencial tanto de ganancia como de pérdida en el intradía podría ser tremendo. Lo más lógico es que la cotización fuera aproximándose a cero poco a poco, como ya hemos comentado desde hace bastante tiempo”, advierte el experto de Hanseatic.  Expansion


Logo FinancialRed