cEl gurú de los mercados Bill Fleckenstein ha asombrado a la comunidad financiera después de que en King World News advirtiera que Wall Street podría caer un 25% en 3 días.

Pero ¿qué podría hacer que el mercado se desplomara cuando los índices no hacen más que batir nuevos máximos históricos? A continuación, nos hacemos eco de las declaraciones del presidente de Fleckenstein Capital en esa extraordinaria entrevista.

A Fleckenstein se le preguntó sobre la situación actual después de que escribiera acerca de la expansión de la Fed,  de su cuenta de resultados y del hecho de que ahora  el Banco Central mantuviera el 20% de la deuda pendiente de EE.UU.

“Digamos que Ben Bernanke sale mañana y dice, “No vamos a reducir los estímulos” “Pero digamos que el mercado de bonos desciende de todos modos, y lo siguiente que sucede es que la rentabilidad del bono a 10 años supera los máximos recientes, y en un mes se sitúa en el  3%. La gente empezará a darse cuenta de que la rentabilidad de los bonos sube incluso cuando no se van a reducir los estímulos.

“Se preguntarán, ‘¿Por qué está sucediendo esto?” Entonces se darán cuenta de que el mercado de bonos está descontando la inflación que ya tenemos.
En algún momento, en los mercados de bonos se dirá, ‘No estamos cómodos con estas políticas monetarias”. Obviamente, no se puede imprimir dinero para siempre, ya que en ese caso,  ningún país emergente hubiera ido a la quiebra. Así que el mercado de bonos volverá a subir  y la economía empeorará, porque las tasas están en aumento.

Así que la Fed dirá: “No podemos soportar esto”, y  decidirán imprimir más dinero y el mercado de bonos subirá aún más.
De pronto se hará evidente que la emisión de dinero no sólo no es la solución, sino que es el problema. Pues bien, si el bono a 10 años sube desde los niveles actuales a niveles por encima del 3%, los futuros del S&P 500 serán masacrados unos de estos días. Y si los programas informáticos amplifican estos movimientos, el mercado podría perder un 25% en tres días.

Eso  no sería difícil en absoluto, ya que sólo se está subiendo porque se está subiendo. No es que las cosas estén mejor. Y el hecho de que esté subiendo, permite a la gente mirar el vaso y decir: “Está medio lleno.” No hay nada medio lleno en ese vaso. La impresión de dinero ha provocado la subida del precio de las acciones.

Así que, de repente, en un corto espacio de tiempo, los tipos de interés estarán bastante más altos  y las acciones vapuleadas y eso hará que la economía empeore y que se retroalimente a sí misma. Y ¿cómo resolver esto? No se puede imprimir dinero para solucionarlo. Y algún día nos encontraremos en ese lugar.

Pero si no podemos imprimir dinero para comprar bonos, entonces las acciones descenderán mucho más, los precios de los bonos disminuirán, las tasas de interés subirán, y en algún momento el gobierno va a tener que apretarse el cinturón. Voy a dejar que la gente se imagine lo malo que va a ser eso y hacia donde nos dirigimos, pero nadie va a ganar dinero con la compra de activos financieros una vez que este proceso comience. Carlos Montero – Lacartadelabolsa