¿Necesita España el rescate?

El Tesoro ha captado 4.763 millones de euros a plazos de tres, cinco y 20 años. Como viene siendo habitual, ha superado la parte alta del objetivo que se había marcado para la subasta. Con este dinero, el Tesoro ya cubierto de sobra las necesidades de financiación previstas para todo el ejercicio, que ascendían a 85.900 millones.

En total, el organismo ha colocado bonos y obligaciones por importe de 86.463 millones. Es decir, ya tendría 563 millones para el año que viene. Además, le quedan por celebrar todavía tres subastas de bonos y obligaciones, una en noviembre y otras dos en diciembre. “Esperamos que España celebre las tres subastas que le quedan este año al menos que las condiciones del mercado se deterioren de forma significativa. Si emite entre 3.000 y 4.000 millones en cada una de las subastas, España cubrirá entre el 10% y el 14% de las necesidades del año que viene”, apuntan en Nomura.

Pese a que estas cifras no eliminan por completo la necesidad de pedir un rescate, al menos da algo de margen de tiempo. De hecho, el presidente Mariano Rajoy ya ha declarado que este año no se va a pedir esa ayuda extraordinaria a Bruselas, una condición para que el Banco Central Europeo (BCE) comience a atacar la curva española hasta un plazo de tres años. En pocas horas se celebrará la reunión de la institución monetaria en Fráncfort, en la que podría haber novedades al respecto.

En una entrevista reciente con EXPANSIÓN, Madhur Jha, economista de HSBC especialista en España, aseguraba que España activaría estas ayudas porque, precisamente, la mejora que ha experimentado el mercado se debe a que los inversores descuentan ya que esto va a ocurrir. Y es que desde que el BCE anunció el nuevo plan de compra de deuda, conocido como OMT, la prima de riesgo española se ha reducido en casi 150 puntos básicos; ha provocado que los inversores extranjeros recuperen el apetito por los títulos del Tesoro (aumentaron su exposición en 18.000 millones en septiembre); y posibilitado que el Tesoro se vuelva a financiar a plazos más largos y a tipos más bajos (ha colocado hoy más de 700 millones al 6,3%).

En total, según se desprende de los Presupuestos Generales del Estado, el Tesoro tiene que captar más de 207.000 millones en 2013 entre letras, bonos y obligaciones. De este importe, poco más de la mitad correspondería a bonos y obligaciones. En esta parte hay que poner el foco, puesto que los inversores tienden a renovar de forma más fácil las letras subasta tras subasta. No obstante, esta cuantía se va a tener que revisar puesto que el Tesoro va asumir el año que viene las necesidades de las Comunidades Autónomas que no puedan captar recursos por sí solas, tal y como adelantó Íñigo Fernández de Mesa, secretario general del Tesoro, en una entrevista con EXPANSIÓN antes del verano, y confirmó recientemente el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Además, habrá que ver dónde computan los 4.000 millones que tiene que aportar el Tesoro al Fondo de Liquidez Autonómico para llegar a los 18.000 millones previstos para este año. Este dinero procede de la liquidez que guarda el organismo en el Banco de España. Si se han movilizado ya, esto implica sumar 4.000 millones más para el ejercicio 2012.

Por lo tanto, se ha cumplido de forma anticipada con 2012, pero el año que viene seguirá siendo muy complicado. Si los analistas aciertan y realmente la mejora de los mercados se debe a que los inversores han descontado ya ese rescate, volveremos a ver tensiones importantes en el corto plazo. Por otro lado, cabe preguntarte si podemos seguir sobreviviendo con una prima por encima de 400 puntos básicos. A esos niveles, la partida de los presupuestos que se destina a pago de intereses de la deuda seguirá teniendo un protagonismo importante. Expansion


Logo FinancialRed