-“La clase media se está diluyendo porque está dejando de ser necesaria”, apunta Becerra en su cuenta de Twitter. Y el factor trabajo verdaderamente necesario, añade, “es remunerado (el otro es meramente comprado) y está creando una subclase a modo de apéndice de la clase alta o una subclase media marginal y simbólica (y si ese grupo directivo se fraccionase también se apreciarían diferencias abismales)”.

Con todo, Niño Becerra piensa que “lo verdaderamente malo no es la divergencia entre salarios, sino que los más reducidos son cada vez más insuficientes, temporales y aperiódicos”. ¿Se imaginan qué cotizaciones rendirán esos salarios?, se pregunta.

Según el estudio de Icsa y la escuela de negocios Eada, la retribución de los directivos se situó en 80.330 euros brutos de media anual, lo que supone una subida del 7% en 2013.

Mientras,  los salarios de mandos intermedios y empleados cayeron un 3,18 y 0,47%, con retribuciones medias de 36.552 y 21.307 euros anuales, respectivamente.

“Constatamos una clara polarización entre personas que ganan muchísimo y  y otras que cada vez ganan menos”, ha apunta el director de Icsa, Ernest Poveda. Eleconomista