-Mariano Rajoy, “puede decir lo que quiera”, pero la situación de España es la que es, “está donde está y tiene el peso que tiene”.

En este escenario, Becerra piensa que medidas como la anunciada la semana pasada por el Gobierno, como la tarifa plana de 100 euros en las cotizaciones sociales, “no servirá para nada si las empresas no necesitan cubrir puestos de trabajo”. Para crear demanda de empleo “esa debe existir, no se puede crear por ley”, comenta el economista en una entrevista en el programa 8 al día, de 8tv.

Todas las reformas en el mercado laboral que organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) piden a España van encaminadas a “una reducción de sueldos, un abaratamiento del despido y reducción de la prestación por desempleo”, señala.

España, piensa Becerra, tiene una estructura de PIB que está basada en un valor añadido medio y bajo. “A las empresas españolas no les sale a cuenta invertir, ni invertir ni contratar empleados con un alto nivel de formación”.

Así las cosas, “el paro estructural será cada vez más elevado, el trabajo más precario y cada vez peor remunerado. Entonces, ¿qué le espera al trabajador medio? “Reducción salarial; empobrecimiento”.

Concluye Becerra que el problema es la deuda privada, “prácticamente estancada”. Ello, mezclado con un paro que no baja y mezclado con una tasa de pobreza que crece, “se convierte en un cóctel mortífero”.