Los mercados de acciones han sufrido un castigo en los últimos días ante la pérdida de confianza en los bancos centrales de las principales economías. Sin duda, hay una confluencia de eventos a nivel internacional, sobre todo el debate que existe en torno al momento de retirada de las medidas de estímulo de la Fed, el aumento de las dudas sobre la eficacia potencial del Abenomics y, en última instancia, la pérdida de brillo que está sufriendo el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, tras la inacción de las últimas reuniones (ejemplo ayer).

Así, ha vuelto a escena la vieja regla bursátil: vende en mayo y vuelve al mercado en noviembre. Este dicho parecía haber muerto este año tras el buen comportamiento de las bolsas en el pasado mes de mayo, pero un reciente estudio de Mark Hulbert, señala que la muerte podría haber sido prematura.

Una fuerte subida en mayo no significa que lleguemos a Halloween por encima del uno de mayo.

“Hubiera pensado que era obvio. Pero los medios se han apresurado a declarar que la fortaleza del mercado de valores de mayo significa que el patrón estacional de seis meses conocido como “Venda en mayo y váyase” ha dejado de funcionar.

Este es un clásico ejemplo, como dirían los anglosajones, de contar los pollos antes de que nazcan.

De hecho, mirando hacia Wall Street, el Dow Jones ha subido el 51% de todos los mayos desde 1896, cuando se creó el índice. La subida media durante los meses que mayo acabó en positivo fue del 3,7%, casi el doble de lo que subió el Dow Jones el mes pasado.

Así que lo que pasó este mes de mayo no es inusual.

Sin duda, estos resultados pueden incitan a preguntarse: ¿si el Dow Jones sube el 51% del tiempo en mayo, no debería el patrón “vender en mayo” comenzar en junio? Pues no. La probabilidad de subida en mayo, aunque el ligeramente mayor del 50%, está por debajo de los demás meses, que es del 58%.

De todos modos, la pregunta del millón de euros es que pasa después: si el comportamiento de la bolsa en mayo es muy bueno, ¿qué probabilidades hay para que salga bien la estrategia “vender en mayo”? Bueno, bastantes.

Las probabilidades se muestran en la tabla adjunta

 

Aunque intuitivamente podemos pensar que un gran mayo hace más probable que el mercado suba desde ahora a Halloween, las apariencias engañan. Eso es debido a la gran variabilidad en los resultados año tras año. De hecho, en el nivel de confianza del 95% que los estadísticos utilizan a menudo para determinar si un patrón es real, no existe una relación entre el aumento detectable del mercado de valores en mayo y su desempeño durante los subsiguientes cinco meses.

El patrón estadístico a favor de “vender en mayo y váyase” se basa en una impresionante base histórica. Los analistas han encontrado que este patrón estacional ha existido en casi todos los mercados de valores de todo el mundo, desde el principio de los datos disponibles – en un caso, el mercado de valores del Reino Unido, desde finales de 1600.

A modestamente fuertes mayo en sólo un año no es suficiente para llamar a ese fundamento histórico en tela de juicio.

Desde un punto de vista psicológico, el error que están cometiendo aquí los inversores es un ejemplo de un sesgo cognitivo conocido como el “efecto de recencia”, que es el que se produce al recordar con mayor facilidad lo último escuchado, visto, etc., frente a lo más alejado en el tiempo y, por tanto, sucedido antes. Es un rasgo común, por desgracia, y es por eso que es tan importante someter siempre nuestros presentimientos al escrutinio estadístico.”Carlos Montero –  Lacartadelabolsa