Las familias españolas tardarán entre 10 y 15 años en reducir su deuda hasta niveles de Francia y Alemania, según el informe del grupo de opinión y reflexión económica EuropeG sobre ‘Competitividad y desapalancamiento en España: los retos pendientes’.

 

El catedrático Josep Oliver ha explicado que los plazos de reducción de la deuda privada –familias y empresas no financieras– dependen de factores como el saneamiento financiero, pero el proceso es inevitable, será duro, y además “acaba de empezar” (de 2008 a 2011 su deuda solo se ha reducido del 171,9% del PIB al 166,1%).
El informe señala que la deuda privada se debe reducir alrededor de un tercio, lo que se traduce en unos 552.700 millones de euros (unos 300.000 correspondientes a las familias) frente al total de 1.783.000 millones en 2011, y que es más urgente reducir primero el endeudamiento privado que el público, porque esta carga para el sector privado dificulta la salida de la crisis.

 
Oliver ha instado a la reducción del déficit público de forma más pausada, porque España no puede acometer el desapalancamiento del sector público y del privado simultáneamente y con la misma intensidad, según el documento de análisis.
El grupo EuropeG pide priorizar el impulso de las exportaciones, así como mejorar la competitividad aumentando la productividad y reduciendo los costes, que no son solo salariales.
ACUERDO SOCIAL
Para conseguirlo, Oliver ha expuesto que es necesario un “amplio acuerdo social sobre rentas, fiscalidad y Estado del Bienestar”, con una visión de largo plazo y con sacrificios repartidos equilibradamente, ha añadido el también catedrático y exconsejero socialista de Economía de la Generalitat Antoni Castells.
Castells ha incidido en que se debe elaborar una hoja de ruta con objetivos precisos: “Es muy difícil valorar los pasos si no se sabe hacia dónde va el camino”, ha afirmado al ser preguntado por el incremento del IVA, que ha declinado valorar.
El grupo EuropeG, creado a finales de 2011, está formado por Antoni Castells (director), Manuel Castells, Josep Oliver, Martí Parellada y Gemma Garcia, y analiza la economía catalana, española y europea. La carta de la bolsa