-Las compañías del Ibex 35 están aprovechando los mejores datos macroeconómicos y la recuperación de las cotizaciones para hacer caja y situar su autocartera en su nivel más bajo desde antes de la crisis.

A falta de menos de dos meses para concluir 2013, y tras dos años consecutivos engordando su hucha para proteger el valor de las acciones de la crisis de deuda soberana periférica instalada en Europa desde 2010, las empresas del indicador español tienen ahora acciones propias por un importe de alrededor de 2.250 millones de euros.

Según los datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la autocartera total de los inquilinos del Ibex 35 asciende a 2.253 millones de euros. Lo que supone un recorte del 63% respecto a lo que tenían al cierre de 2008 y un descenso del 73,8% si se compara con las acciones propias que tenían a finales del año pasado, cuando las compañías del índice alcanzaron en su conjunto el máximo de autocartera de la crisis al situarse a precios actuales de mercado en los 8.616 millones de euros.

 

En este descenso ha tenido mucho que ver la salida de papel de las compañías de infraestructuras y del sector bancario. En lo que va de ejercicio la autocartera de las primeras se ha reducido cerca de un 95% (y eso que Ferrovial tiene a cero la hucha), ya que ahora compañías como Abertis y ACS tienen respectivamente unos 1.300 millones y unos 490 millones de euros menos en acciones propias que al cierre de 2012. En el caso de los seis bancos del Ibex (Santander, BBVA, CaixaBank, Popular, Sabadell y Bankinter) el valor de la autocartera ha pasado de los 2.100 millones a los actuales 431 millones de euros en el mismo período de tiempo.

 

“Los bancos están aprovechando la volatilidad en el sector para aumentar y disminuir su autocartera. Cuando la cotización está baja incrementan autocartera para defender la cotización, transmitir un mensaje de confianza? y cuando el valor sube [como en este año, donde la banca del Ibex se anota de media un 40%], materializan las plusvalías vendiéndolas”, apunta Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank. No obstante, Ofelia Marín, consejera delegada de 1962 Capital Sicav, recuerda que “en principio, las compañías no deberían tener autocartera, más que en situaciones excepcionales, como por ejemplo para frenar las caídas del valor o para retribuir con acciones”.

Click en el grafico para agrandar
Click en el grafico para agrandar

La salida del ‘gran papel’

 

La mayoría de los blue chips, o pesos pesados, de la bolsa española son los valores que más han hecho caja en esta crisis desde sus niveles más altos de autocartera (ver gráfico). Entre todos ellos el que más ha reducido el dinero invertido en acciones propias ha sido Repsol. La autocartera de la petrolera al término de 2011 se situó en el máximo permitido por la Ley -el 10%, que equivale a 2.575 millones de euros de su capitalización actual-, tras comprársela a Sacyr que andaba por entonces en proceso de refinanciar su deuda. “Repsol evitaba así una venta masiva y desordenada de los títulos propiedad de la constructora”, aclara Victoria Torre. Ahora, según los datos de la CNMV, Repsol tiene acciones propias por el 0,06% del capital tras haber realizado el año pasado una colocación acelerada por el 5% y haber vendido en el mes de marzo de este año al fondo Singapur Temasek otro 5% por 1.036 millones.

 

Telefónica es la siguiente blue chip del mercado español en la que ha salido más dinero de su autocartera. Teniendo en cuenta su capitalización actual la teleco tenía 2.080 millones de euros en acciones propias a finales de 2009 (3,54%), frente a lo que vale ahora el 0,679% del capital que tiene bajo llave. Y es que en marzo de este año Telefónica llegó a vender la totalidad de sus acciones propias -alrededor de un 1,97%- con el objetivo de reducir su endeudamiento para posteriormente aprovechar el descenso de la acción para comprar títulos y tener actualmente una autocartera del 0,679%.

 

Posteriormente es la gran banca española la que ha deshecho más posiciones de autocartera desde su nivel máximo de la crisis. El importe actual que tiene el Santander en acciones propias ha descendido desde el máximo de 1.433 millones de euros de 2012 a los actuales 290 millones. BBVA, por su parte, alcanzó a finales de 2008 su mayor nivel de autocartera, un 2,076%, equivalente a 1.033 millones de euros a precios actuales, y ahora tiene 12 millones.

 

En el caso de Iberdrola, el descenso de autocartera desde el 1,927% de finales de 2008 al 0,17% actual ha supuesto una salida de 512 millones de euros a precios actuales. El resto de los grandes valores de la bolsa española (Inditex y Endesa) mantienen intacto en estos cinco años de crisis el porcentaje de autocartera, según el registro de la CNMV. Eleconomista