El banco americano, al igual que HSBC y el hedge fund GLG, recomiendan tomar posiciones en el Ibex 35.

La relativa tranquilidad en el mercado de deuda soberana está provocando un aluvión de recomendaciones de compra de acciones de la bolsa española de cara a 2013 por parte de bancos de inversión y gestoras de fondos en la City de Londres.

Los analistas de JP Morgan y HSBC, junto a los gestores de renta variable de GLG Partners, han coincidido hoy en apostar por el Ibex 35 como uno de los mercados que más puede revalorizarse en 2013. Otras entidades como Morgan Stanley han lanzado mensajes similares en los últimos días.

Los analistas creen que, una vez disipado el riesgo de ruptura del euro o suspensión de pagos de algunos gobiernos gracias al apoyo del Banco Central Europeo (BCE), las acciones españolas están baratas.

Mislav Matejka, estratega de bolsa de JP Morgan en Londres, opina que los mercados de la periferia europea batirán a los del centro del continente el próximo ejercicio. “Las valoraciones en los países periféricos ofrecen al menos un descuento del 50% respecto a Alemania y las acciones de Estados Unidos”, dice.

En el caso de España, el descuento ascendería al 56%, basándose en la relación entre la cotización actual y las expectativas de beneficios. “Creemos que España e Italia pueden comportarse mejor que Francia y Alemania en 2013″, apunta Matejka.

Para aprovechar ese potencial, JP Morgan ha confeccionado una cartera de treinta valores de la periferia, de los que catorce son españoles: Abertis, Acciona, Acerinox, ACS, Banco Sabadell, BBVA, Banco Popular, CaixaBank, Gas Natural, Iberdrola, Mapfre, Repsol, Telefónica y Zardoya Otis.

“Creemos que las acciones de la periferia están poco representadas en las carteras de los inversores y su caída de precios ha sido ya muy severa”, indica Matejka. En su opinión, las bolsas europeas subirán una media del 6% el año que viene, en su escenario central.

Entre los valores que JP Morgan aconseja evitar figuran Realia e Indra.
Garry Evans, estratega de bolsa de HSBC, también tiene a España entre sus mercados de renta variable favoritos para 2013, junto a Holanda y Suiza.

“El compromiso del BCE para comprar una cantidad ilimitada de bonos públicos ha cambiado la situación en Europa”, indica Evans, quien prevé que España pida ayuda al banco central en el primer trimestre de 2013. Entre sus valores preferidos figura la eléctrica Iberdrola, ya que podría aprovechar la mayor intervención de los gobiernos en los sectores regulados.

Desde el lado de los inversores, uno de los gestores estrella de GLG Partners ha defendido también la oportunidad de invertir en España. Ben Funnel, que dirige fondos de renta variable de GLG (firma que forma parte del grupo de hedge funds Man), considera que “el reequilibrio de la economía española se está produciendo de forma muy rápida, las exportaciones se han disparado por la reducción de costes laborales y el exceso de financiación externa que tienen los bancos está bajando”.

Por ello, Funnel considera “atractiva” la compra de acciones del Ibex 35, ya que aportan una buena rentabilidad por dividendo.
La nota de prudencia llega desde dentro de la propia firma GLG Partners. Jamil Baz, director de inversiones de GLG, considera que “la crisis apenas ha comenzado. No se ha hecho nada para solucionar el problema del exceso de deuda que provocó la crisis. Países como España e Italia podrían suspender pagos dentro de cuatro o cinco años, ya que van a ser incapaces de reducir su deuda.

El porcentaje de deuda pública de España respecto al PIB podría llegar al 110% en 2014. Japón y Estados Unidos también corren riesgo de impago”, indica Baz. En este escenario, este gestor de fondos ve oportunidades en los mercados de divisas: “Mi recomendación es comprar moneda de Corea, India, Sudáfrica y Suecia, y vender el euro y el yen”. Expansion