-“En mi opinión, vamos a volver a mínimos de noviembre de 2012- alrededor de los 1.343 puntos para el S&P 500″ , dijo durante una entrevista con la CNBC.

El inversor ofreció tres razone principales que explicarían su desorbitado pesimismo.

1. EE.UU. seguirá hundiendo a los mercados emergentes

No ha sido un verano fácil para los mercados emergentes. En un mes y medio, el iShares MSCI Emerging Markets ( que sigue las acciones de mediana y gran capitalización de los mercados emergentes) ha perdido casi el 20 por ciento de su valor y apenas se ha recuperado desde los mínimos.

Eso ha hecho que el mercado de EE.UU. ofrezca un mejor desempeño pero Faber cree que esto no durará mucho. De hecho afirma que las acciones estadounidenses podrían verse afectadas por su encarecimiento.

“Cuando los mercados emergentes van hacia abajo y el S&P los inversores se preguntan si comprar el S& P en máximo o volver de nuevo a las economías emergentes, que están un 50 por ciento más baratas, como es el caso de India o Brasil y así sucesivamente”, explicó. “Así que entiendo que la piscina de liquidez volverá a fluir de nuevo hacia los mercados emergentes”, añadió.

2. El Medio Oriente se convertirá en un “desastre”

El mercado de valores últimamente se ha visto afectado por las preocupaciones sobre la acción militar de EE.UU. contra Siria. De hecho , el mercado perdió la mitad de sus beneficios el martes, cuando el presidente de la Cámara John Boehner dijo que apoyaría el plan del presidente Barack Obama para atacar Siria. Pero Faber cree que no hemos visto nada todavía .

“Oriente Medio es un polvorín que va a estallar porque las potencias imperialistas occidentales se empeñan en entrometerse en asuntos locales”, dijo el inversor. “Va a ser un desastre . Y de Siria y Egipto, iremos a Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y así sucesivamente”.

3. Las tasas de interés se han convertido en un riesgo en contra

Antes de que Siria se convirtiera en una preocupación para el mercado, la atención se centró claramente en las tasas de interés. A pesar de que el estímulo de la Fed ha mantenido las tasas bajas, la tasa de interés se ha duplicado en los bonos del Tesoro a 10 años, a pesar de las compras de activos de Bernanke desde septiembre de 2012″, dijo Faber .

Entonces, ¿qué significa eso para el mercado?, según su punto de vista “los tipos de interés ya no son un viento de cola sin un viento en contra “, declaró Faber, quien agregó que los rendimientos se reducirán aún más. Eleconomista