¿Estan seguros tus ahorros?

La desconfianza vuelve a campar entre los inversores, que temen por la seguridad de sus ahorros. La culpa la ha tenido el cruce de mensajes y propuestas que ha traído consigo el rescate de Chipre y que llegó a plantear una quita en los depósitos que están por debajo de los 100.000.

La Comisión Europea prepara una nueva directiva en la que los grandes ahorradores, bonistas y accionistas tendrían que asumir parte del coste de futuros rescates bancarios. Ha generado mucho revuelo, pero en muchos casos la situación no cambia demasiado respecto a lo que ya se hacía.

¿Qué depósitos están asegurados?
Lo que plantea la UE es que los depositantes con más de 100.000 euros financien, en parte, los futuros rescates. En Chipre podría aplicarse una quita del 40%, pero no hay nada concreto aún. Por debajo de esta cantidad, los depósitos están garantizados. En España, los depósitos inferiores a 100.000 euros por titular y entidad están asegurados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y, de forma subsidiaria, por el Estado español.

¿Qué pasa con los depósitos de entidades europeas?
Las entidades de países de la Unión Europea, como la holandesa ING Direct o la portuguesa Espirito Santo, no están cubiertas por el Fondo de Garantía de Depósitos español, pero sí por el de sus respectivos países. También protegen los primeros 100.000 euros.

¿Qué otros ahorros están garantizados?
Además de los depósitos por debajo de 100.000 euros por ahorrador, también está protegida la deuda a corto plazo, es decir, que venza en menos de un mes, y otros pasivos como las cédulas.

¿Qué cambia a partir de ahora?
Hasta ahora, los ahorros de más de 100.000 euros estaban en riesgo si la entidad quebraba y se liquidaba. A partir de ahora, también están amenazados si hubiera un rescate bancario. Además, la Comisión propone que sean los preferentistas, los poseedores de deuda junior y los que tengan deuda senior los que asuman el coste de futuros rescates.

¿Y si tengo menos de 100.000 euros en bonos?
Los bonos no están asegurados por que lo tendrían que asumir la parte del rescate que establezca finalmente la directiva.

¿Qué pasaría con las preferentes?
En España se busca una salida para que los poseedores de participaciones preferentes recuperen parte de su inversión en entidades financieras. La medida es consecuencia de una mala comercialización por parte de muchas entidades. Con la directiva que prepara la UE participarían a la hora de asumir el coste del rescate. Aún no está clara la posición que ocuparían los depósitos no asegurados en la prioridad de pago, si antes o al mismo nivel que la deuda sénior. Después cobrarían los poseedores de deuda subordinada y tras ella los de las preferentes.

¿Afecta a los fondepósitos?
Los depósitos en los que invierten los fondepósitos sí se verían afectados si se aplica quita, ya que no están amparados por ninguna garantía.

¿Y el resto de fondos de inversión?
La directiva no cambia la situación actual. El dinero invertido en fondos de inversión no goza de ninguna protección especial, al no estar amparados por el fondo de garantía. Su marcha dependerá de los activos donde cada producto invierte y de las condiciones del producto (garantizados o no).

Los activos en los que invierte el fondo están custodiados a buen recaudo por una entidad depositaria. La gestora es simplemente la que toma las decisiones de inversión, pero los activos pertenecen a los partícipes. En caso de quiebra de la gestora, el inversor debe acudir al depositario del fondo para que inicie un proceso de liquidación ordenada de los activos.

¿Qué efectos el modelo de rescate?
Supone decir al inversor que si presta dinero al banco puede perder parte de su inversión si la entidad tiene problemas. Muchas veces los ahorradores no tienen conciencia de que cuando dejan dinero en una entidad pasan a ser acreedores de la misma, y si quiebra pueden perder buena parte de su dinero. Bruselas ha querido dar un mensaje de que no va a poner dinero para evitar liquidaciones y que hay que asumir las consecuencias.

¿Cuál es el riesgo?
Siempre se había protegido a los acreedores senior (poseen deuda de alta calidad) para que sigan financiando a los bancos. Ahora puede extenderse el miedo y que haya una retirada de dinero para dejar las cuentas por debajo de los 100.000 euros, que es lo que garantiza la ley europea.

¿Qué hacer?
Los expertos afirman que en España no hay riesgo. Pero, por seguridad lo mejor es tener repartido el dinero en cuentas de distintas entidades con el fin de no superar los 100.000 euros por titular. Expansion


Logo FinancialRed