¿Es posible un rescate virtual de España?

En caso de que usted se lo esté preguntando, no estamos hablando de un rescate en Facebook o algo así. No, nos estamos refiriendo a los comentarios bastante extraños por parte de un funcionario del Ministerio de Finanzas español en la prensa de ayer y que ayer motivaron la subida de los mercados de acciones en España.

El funcionario habría declarado que España no cree que sea necesaria ni inminente una petición de rescate, pero se sentiría cómodo solicitando una línea de crédito para poder así acceder al programa de compras de bonos del Banco Central Europeo y que se reduzcan los tipos a los que puede financiarse. Todo esto forma parte del discurso normal, pero los comentarios que realmente llamaron la atención fueron los siguientes:

“La línea de crédito no es fundamental, es circunstancial… Se podría decir que es una línea de crédito virtual”, y añadió que España probablemente no accedería al dinero del ESM, mientras que el BCE podría incluso no tener que comprar bonos.

Vamos, una especie de rescate sin dinero. Los siempre influyentes y, desde mi opinión siempre merecedores de atención, analistas de Open Europe, señalan que, esencialmente, la sugerencia es que España firmaría un nuevo Memorando de Entendimiento (MoU), que no incluiría ninguna nueva reforma o condiciones, lo que le permitiría el acceso al dinero del ESM si es que alguna vez llegara a ser necesario. Se supone que esto satisfaría los requisitos del programa del BCE (OMT) permitiendo así que el banco central intervenga en el mercado secundario comprando los bonos españoles si los costos de endeudamiento de España, alcanzarán niveles insostenibles.

Una idea ingeniosa en teoría pero que motiva algunas preocupaciones por parte de Open Europe:

• Es difícil imaginar que el Banco Central Europe o Alemania traguen con ese planteamiento. No podemos imaginar que el BCE o Alemania den su bendición. Es probable que ambos pidan reformas más estrictas y condiciones (probablemente con razón, como hemos señalado la reforma del mercado de trabajo español tiene mucho camino por recorrer), particularmente desde que necesitan la aprobación del Bundestag.

• Más importante aún, el rescate virtual podría no cumplir con la exigencia de condicionalidad del BCE. Si bien, los detalles sobre el programa de compras de bonos (OMT) no tienen cimientos sólidos, la condicionalidad debe ser exigible. La condicionalidad proviene de un memorando de entendimiento que está ligado a la ayuda financiera del ESM. Por lo tanto, si en realidad no se accede a la ayuda del ESM la condicionalidad será inmediatamente anulada, ya que no se pueden hacer cumplir si no hay una retirada de fondos.

• Podría ocurrir una situación extraña, donde el BCE esté comprando bonos sin que el ESM preste dinero, mientras que no se aplican las nuevas condiciones. Hemos advertido del riesgo moral y otros impactos negativos de esto anteriormente.

• Si el ESM no está prestando dinero a España pero el BCE está comprando sus bonos, seguramente el Memorando de Entendimiento y sus condiciones, se convertirán en un acuerdo directo entre el BCE y España, poniendo en duda la independencia del BCE.

• Como señalan las directrices del ESM respecto a las líneas de crédito de precaución, sólo están disponibles para los países donde no existen “problemas de solvencia bancaria que representen una amenaza sistémica para la estabilidad del sistema bancario de la zona euro.” Estamos seguros de que esto se amañará, con la zona del euro sugiriendo que el rescate bancario resuelve cualquier problema, aunque no está claro ni mucho menos que 40.000 millones de euros resuelvan todos los problemas del sistema bancario español.

• Por no mencionar que España tiene enormes necesidades de financiación y, de hecho, necesitará inyecciones de dinero real en algún momento, es decir, la amenaza de la intervención seguramente no será suficiente para mantener España lejos del peligro.

Vamos a terminar con una interesante, aunque poco entusiasta, analogía del funcionario español:

“Uno no se limita normalmente a lanzar una bomba atómica. Tiene que coordinarse y discutirse. Pero nosotros [Europa] estamos todos en el mismo barco”.

Y es que como hemos advertido anteriormente, el programa de compras del BCE (OMT) y el rescate a España deben ser cuidadosamente estructurados. Por desgracia, es poco probable que el truco del “rescate virtual” funcione.Carlos Montero – La carta de la bolsa


Logo FinancialRed