-Según los resultados publicados en la encuesta Global Investment realizada por Legg Mason entre inversores con más de 200.000 dólares disponibles para invertir, más un 43% de los inversores españoles planea entrar en el mercado de renta variable a lo largo de los próximos doce meses.

Pese a ello, el peso de la bolsa en la cartera de los inversores españoles se mantiene por debajo de la media global al representar sólo un 22% frente al 25% del resto del mundo.

“Es el paso natural” afirma Javier Mallo, corresponsable de Legg Mason para España y Portugal. “En cuanto asignación de activos” continúa el experto, “una vez se ha pasado del efectivo a la renta fija, el siguiente paso es incrementar el peso en renta variable”. Y es que según informan desde la gestora de fondos, aún no es demasiado tarde.

“Si se observan los flujos que hay hacia renta variable en otros países se puede ver que existe muchísimo dinero ‘apartado’ con intenciones de seguir aumentando el peso de la renta variable en la cartera. De hecho, se puede ver que cada vez que hay una corrección en el mercado, aumentan los flujos, algo que nos indica que esta tendencia va a seguir a largo plazo” señalaba Mallo en la presentación de los resultados de su estudio Global Investment Survey.Eleconomista.