flecha alza2Durante la presentación de las “Perspectivas Económicas y Estrategia de Inversión del segundo semestre” de Deutsche Bank, el responsable de Renta Variable de su Centro de Inversiones, Diego Jiménez-Albarracín, ha señalado que la firma apuesta por “aumentar posiciones en liquidez de cara al verano y por renta variable de países desarrollados. En cambio, tenemos cautela en activos de renta fija de mayor riesgo (high yield), renta fija de países emergentes y también renta variable de estas regiones”. Explica este analista que “estos activos han sido los más beneficiados por las inyecciones masivas de liquidez realizadas por los bancos centrales y pueden ser los más penalizados por la estrategia de salida de la Fed“.

Así, explica que “para inversores con un horizonte a medio plazo, la alternativa sigue estando en la renta variable. Las grandes gestoras mantienen todavía un peso bajo de estos activos en sus carteras”. En su opinión, “el dinero debería acudir a las bolsas”. Y es que, “tras más de cinco años de reestructuración, las empresas de países desarrollados ofrecen unos fundamentales mucho más saneados, unas valoraciones atractivas y una rentabilidad por dividendo favorable”.

En este sentido, Jiménez-Albarracín adelanta que “esperamos que el Ibex cierre el año en el entorno de los 9.000 puntos“. De hecho, sus valores preferidos dentro del selectivo son Abertis, Ferrovial, Iberdrola, Inditex (“el mejor modelo del sector mundial”) y OHL. Incertidumbres en torno al sector financiero y energético les hacen estar menos interesados en ellos; si bien, “confiamos/creemos que no se necesitará más dinero del rescate bancario”. En su opinión, la banca española cotiza a importantes descuentos, cuando las dudas en torno a ella se despejen “esperamos que puedan subir y apoyen al Ibex”. Bolsamania