¿Cuánto tiempo le queda a España antes de pedir un rescate total?

Una vez más, la crisis golpea con fuerza a los mercados, tras una horrible subasta de deuda en España la semana pasada y los rumores, después confirmados, de que varias regiones españolas necesitarán ayuda del gobierno central. Así, hemos visto como la rentabilidad del bono español a 10 años superaba el 7,5%.

La pregunta clave ahora es cuánto tiempo aguantará el Gobierno central de España y sus regiones, financiándose a estos altos tipos de interés. Todas las cuentas apuntan a que España ha hecho bien “pre-financiarse” con una gran cantidad de dinero a principios de este año (es decir, ya ha pedido prestado la mayor parte de sus necesidades), mientras que la tasa de interés media de su deuda sigue siendo bastante baja (alrededor del 4%), mientras que el plazo promedio de vencimiento de su deuda es de alrededor de seis años y medio – con la que está cayendo, no es un mal perfil de deuda.

Sin embargo, pronto será añadido un 10% a la relación de deuda PIB, mientras que el coste del rescate de las regiones españolas incrementará la cifra total. Y esto pasa mientras que la economía sigue totalmente parada – – el Banco de España anunció ayer lunes que la economía española se contrajo un 0,4% en el segundo trimestre de este año, que hay que añadir el -0,3% del primer trimestre.

Los reputados analistas de Open Europe, de los que en algunas ocasiones hemos hecho mención en esta columna, han actualizado su informe sobre las necesidades de financiación del estado español durante los próximos años, incluso con la recapitalización de los bancos. Y su conclusión es que son grandes, muy grandes.

Hasta mediados de 2015 España se enfrenta a unas necesidades de financiación de 547.500 millones de euros, más de la mitad de su PIB y una gran mayoría de su deuda.

Vencimiento de la deuda española

El gobierno central español tendrá que refinanciar 209.000 millones de euros en bonos, y 75.000 millones de euros en letras, casi el 30% de su PIB y la mitad de su deuda oficial. Esta vez será más difícil si los costos de los préstamos españoles se mantienen en los actuales niveles elevados.

Déficit español

Sumemos. Desde mediados de 2012 hasta mediados de 2015 España tendrá que financiar un déficit por valor de 179.000 – si se las arregla para alcanzar los objetivos del FMI y sus planes de reducir el déficit.

Impago de facturas

Más. España también se enfrenta a grandes cantidades de facturas pendientes de pago en todos los niveles del Gobierno, por un total de alrededor de 105.000 millones de euros. Esta es una herida que todavía está abierta y que se puede ir cerrando en uno o dos años. En última instancia estos fondos están en su mayoría en manos de acreedores nacionales y la retención del pago será contraproducente para la economía española. (A la luz de los últimos rumores es interesante señalar que el reciente auge de los atrasos se produjo casi exclusivamente en los gobiernos regionales).

La cantidad de dinero que hay refinanciar en el próximo año y el siguiente sigue siendo especialmente grande. Esto aumentará aún más la presión sobre los bancos para que carguen con la deuda soberana española, con consecuencias potencialmente enormes si este circuito no se rompe. Si los problemas en el sector bancario no se resuelven, su capacidad para continuar financiando al Estado estará bajo una enorme presión, y si esto sucede España podría encontrarse con que no tiene a nadie que compre su deuda. Fin del juego. Carlos Montero la carta de la bolsa


Logo FinancialRed