La semana que viene va a estar marcada por tres hitos:

1.-la ejecución presupuestaria del Estado a cierre de agosto,

2.- la presentación de los resultados del análisis bottom-up del experto independiente (Oliver Wyman) en términos de necesidades de capital individuales del sector bancario, y

3.- la presentación de los Presupuestos Generales para 2013. En los dos últimos casos, consideramos que la comunicación debe ir más allá del hecho agendado.

En el caso de los resultados del ejercicio de test de estrés individualizado a la banca se deben aclarar las principales dudas que pesan sobre la reestructuración del sistema financiero. Esto es: (a) financiación, alcance y valoración de los activos adquiridos por el banco malo, (b) hoja de ruta para las entidades con participación mayoritaria del FROB, y (c) participación en las pérdidas por parte de accionistas y preferentistas.

En el caso de la presentación del proyecto de cuentas públicas para 2013, dadas las dudas que existen todavía en el mercado sobre la consecución de los objetivos fiscales (los datos publicados del primer semestre del año mostraron un déficit del conjunto de las Administraciones Públicas del 4,3% del PIB), y el anuncio reciente por parte del Ministro de Economía de la presentación de nuevas reformas, la expectación es máxima.

Los tres puntos citados permitirán valorar hasta qué punto sería creíble en el seno del mercado la alternativa de descartar la solicitud de una línea de asistencia preventiva por parte de España a los mecanismos de estabilidad (EFSF/ESM). Sobre todo teniendo en cuenta que el ritmo de emisión mensual deberá subir hasta niveles de 17 mil millones de euros/mes para evitar desequilibrios en el balance de liquidez del Tesoro español. Destinar la parte no utilizada del rescate bancario para aliviar la carga de financiación del Tesoro es una de las opciones que cobra ahora más fuerza.

La otra, la solicitud de un rescate blando al soberano (no al uso de los que ya están operando en Grecia, Irlanda o Portugal) que podría anticiparse al 8 de octubre (próxima reunión del Eurogrupo) si la digestión del mercado de las novedades de esta semana no es favorable. En este último caso, de desplegaría la alfombra roja para que el BCE muestre su compromiso con la reducción del riesgo de convertibilidad con una intervención agresiva en el tramo corto de la curva, lo que serviría de una manera más directa para otorgar soporte a los activos de riesgo en euros, más aún si en paralelo se avanza en la posibilidad de que la Unión Europea multiplique por cuatro, hasta los dos billones de euros, la  munición del mecanismo de estabilidad financiera (ESM).(BANIF)

Saludos y felices inversiones.

LONE___

 

______________________________________________________

Twitter:http://twitter.com/#!/LONE___

Facebook: http://www.facebook.com/profile.php?id=1430831944

RSS: http://mercadosencontinuo.es/feed/rss