Bankia concedió a lo largo de 2011 créditos y avales por valor de 486 millones de euros a empresas vinculadas a dos de los consejeros del banco que cesaron el pasado viernes 25 de mayo. Ambos fueron nombrados en el consejo como representantes del sector corporativo en el banco. La entidad nacionalizada por el Gobierno –debido a su incapacidad para cumplir los nuevos requisitos de solvencia– llevó a cabo 8 de estas operaciones a favor de empresas en las que estos dos consejeros ocupan cargos de responsabilidad.

uno de los beneficiarios de la financiación del banco fue Francisco Javier López Madrid, consejero delegado del Grupo Villar Mir, miembro del consejo de la constructora OHL (participada en un 60% por GVM) y yerno de Juan Miguel Villar-Mir, dueño del grupo. También ejerce como presidente de la sociedad de gestión de valores Tressis. Las empresas vinculadas a este miembro de la directiva de la Fundación Príncipe de Asturias recibieron cinco créditos por un importe de 483,9 millones de euros.

Arturo Fernández Álvarez, vicepresidente de la CEOE y presidente de la patronal madrileña CEIM es, con dos créditos y una línea de avales, el otro exmiembro del consejo de administración de Bankia cuyas empresas han recibido financiación de la entidad durante el año pasado (precisamente este martes, el líder de los empresarios reivindicaba en su blog su labor en el banco).

En este caso, fue el Grupo Cantoblanco, del que Fernández es su máximo dirigente, el que obtuvo dos millones en créditos y avales, tal como señalaron fuentes de la propia entidad a 20 minutos. Grupo Cantoblanco es un emporio hostelero que aglutina, entre otras empresas, a tres hoteles, diez restaurantes, dos estaciones de servicios, una organizadora de eventos y catering  y dos centros polideportivos en Madrid.

Desde Bankia explican que todas las operaciones se llevaron a cabo “en condiciones de mercado” y que son empresas que se financian habitualmente en el sistema financiero español. Lo mismo indica el documento enviado por el banco a la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) y auditado por Deloitte, que detalla los intereses a pagar por los diferentes créditos. Así, una operación denominada “cuenta crédito”, y valorada en 1,2 millones de euros en favor de una compañía vinculada a Arturo Fernández, refleja unos intereses del 4,75% a pagar en 12 meses.

344 millones al 0,0%

Más ventajosa parece la operación crediticia denominada “comercio exterior”, valorada en 344 millones de euros destinados al Grupo Villar Mir. Esta financiación es una de las cinco concedidas a empresas vinculadas a López Madrid. Las condiciones, según el informe de la propia Bankia, son las siguientes: un plazo de devolución de 16 meses a interés cero, y con un gasto en comisiones de entre el 0,6% y el 1,25%. Fuentes del banco argumentan que es habitual que operaciones de este tipo –puede ser, por ejemplo, una puja por la adjudicación de una obra para construir una autopista en Brasil o Chile– no conlleven el pago de intereses, tan solo una comisión. 20 minutos