Para los ahorradores con preferentes de entidades nacionalizadas, el Gobierno ofrecerá un canje máximo de precio de mercado más un diez por ciento, con lo que éstos tendrán que asumir una quita sobre su inversión inicial, de acuerdo con el Real Decreto de reestructuración bancaria. Además, cuando el FROB considere que la asunción de las pérdidas ha sido insuficiente podrá establecer un sistema más severo de canje.

La norma aprobada hoy aborda el reparto de los costes de la reestructuración de entidades estableciendo el mecanismo por el que los titulares de participaciones preferentes y deuda subordinada podrán verse obligados a asumir parte de las pérdidas de una entidad en crisis.

Según el ministro de Economía, Luis de Guindos, “se trata de reducir lo máximo posible el coste para el contribuyente de la reestructuración, tal como estipula la normativa europea de ayudas de Estado“.

De acuerdo con la nueva regulación, el FROB podrá imponer un ejercicio de canje determinado, si considera que la absorción de pérdidas por parte de los acreedores ha sido insuficiente. Estas operaciones podrán consistir en ofertas de canje por instrumentos de capital de la entidad de crédito; recompra mediante abono directo en efectivo o condicionado a la suscripción de instrumentos de capital o cualquier otro producto bancario; reducción del valor nominal de la deuda; y amortización anticipada a valor distinto del nominal. Estas acciones deberán tener en cuenta el valor de mercado, aplicando un descuento sobre el nominal acorde con la normativa europea. Finanzas.com