¿Qué hago con mi dinero si Grecia sale del euro?

Asunto de máxima actualidad en Europa ¿y si Grecia sale del euro? ¿Qué pasará con la moneda única? Y lo más importante… ¿qué hago con mis inversiones? Como los interrogantes son muchos y diversos, nos hemos querido meter de lleno en el papel de la tragedia griega despidiéndose de su función en la eurozona. Os recomendamos que echéis un ojo al guión que nos proponen los expertos de Sala de Inversión para proteger de la mejor forma posible nuestras carteras.

Las preguntas están claras pero… ¿las respuestas? ¿Qué puedo hacer con mi dinero?

Renta variable

Las inversiones en estas situaciones, tal y como asegura Jose Lagarto, analista de Oreyitrade, “deben pasar por tomar posiciones cortas en índices, principalmente en las economías más frágiles y fácilmente vistas como un buen objetivo Ibex, FTSE MIB italiano o Portugal, sin excluir selectivos como el CAC o el DAX”.

¿Hasta dónde puede caer el Ibex? ¿Por debajo de 5.000?

“El Ibex se encuentra en valores de mediados de 2003 y podrá tener un soporte en niveles de mínimos de octubre en los 5.263 puntos, si quiebra estos niveles, el próximo soporte de largo plazo no se encuentra hasta los máximos en 1994 en los 4.000 puntos”.

Por su parte, “el CAC 40 cruzó las medias móviles de 200 sesiones en finales de abril y principios de mayo iniciando así una fuerte tendencia descendente. Con el problema referido encima es bastante sencillo que alcance los niveles de mínimos de 2011 en los 2.700 puntos y, en un caso como el que analizamos podríamos llegar a verlo en los 2.500 puntos”, apunta Lagarto.

Self Bank se decantaría por la inversión en EE.UU. en vez de en Europa y el enfoque en cuanto al tipo de compañías a elegir sería diferente: al otro lado del Atlántico, “los resultados empresariales del primer trimestre han mostrado que los sectores que más han crecido han sido industriales y tecnología, mientras que en Europa se han comportando mejor sectores defensivos, como salud y consumo básico y en esta línea tendría que ir nuestra diversificación”.

Acciones a precios ridículos pero… ¡aléjense de ellas!

El pánico instaurado en Europa ha descontado el peor de los escenarios. Tal y como asegura Marc Ribes y Gisela Turazzini, co-fundadores de BlackBird Group, “las caídas han sido totalmente desproporcionadas y tenemos buenos precios en diferentes activos, incluso acciones a precios ridículos, pero la tendencia sigue siendo bajista y eso nos indica que hay que estar al margen de toda compra”. De momento continúan- “hay que evitar la volatilidad de los mercados de renta variable europeos”.

Divisas

“El euro-dólar nos brinda maravillosas oportunidades de trading”, según apuntan desde BlackBird. Parece obvio, el euro sufrirá el mayor ataque bajista, así que no duden en “mantenerse vendido en euros frente a dólares estadounidenses o libras esterlinas, ya que de esta forma se podrán obtener buenos resultados” explican desde OreyiTrade. Otra de las alternativas con las que se puede sacar rentabilidad –según Lagarto- “es apostar, con esta fuerte aversión al riego, largos en dólar estadounidense-dólar canadiense”.

Luis Lorenzo, trader de Dif Broker, cree que “activos como el dólar, vía divisa o bien a través de inversión directamente en acciones americanas, a priori puede ser el mejor refugio dado que todo lo relativo al euro puede resultar muy volátil”.

Materias primas: el oro sigue brillando

Comprar oro

Un complemento para las carteras podrían ser los metales preciosos. Según asegura Victoria Torre, de Self Bank, “a corto plazo, el oro podría seguir ejerciendo ese mismo papel de refugio, por lo que el precio se mantendría en niveles elevados. A medio plazo podría corregir, y en un horizonte temporal más largo, el incremento en la demanda por parte de los países emergentes y el escaso peso del oro en las reservas de los Bancos Centrales de algunos países (India, Rusia o China) podrían contribuir a mantener el precio del metal”.

Oro frente a euro

Más inversiones defensivas: “comprar oro frente a euros, ya que se puedan vivir momentos de pánico que beneficien al dólar y el oro”, explica OreyiTrade. Por ello, “la compra de oro contra euros es preferible a hacerlo contra dólares”. Técnicamente, el cruce oro-euro deberá romper la resistencia de los 1.328, alcanzando nuevos máximos”.

El petróleo también puede dar alegrías

Jose Lagarto también se muestran positivos con el petróleo. “Los mercados cayendo debido a la falta de confianza en la economía y el dólar americano tendiendo a valorizar son buenas razones también para tomar posiciones cortas en petróleo”.

Renta fija

Si los griegos tienen que despedirse del euro, la primera opción “sería huir de la inversión en la eurozona, aunque obviamente habría efectos colaterales para otras regiones, como EE.UU. y emergentes”, aseguran desde Self Bank. Situándonos en un escenario más benigno, Torre considera que “podríamos plantearnos la inversión desde un punto de vista más conservador de la cartera mirando hacia deuda alemana y francesa, y también de países emergentes, que cuentan con balances más saneados en muchos casos y diferenciales de rentabilidad interesantes”.

El refugio para Luis Lorenzo, trader de Dif Broker, “sigue siendo el Bund alemán en máximos y sin muestras de debilidad por el momento”. “Hay que estar protegido en la medida de lo posible vía liquidez o vía inversión en activos con nula exposición al mercado griego”.

¿Estamos ante el final de Grecia o solo el principio? Tras analizar las mejores estrategias… ¿cuáles son los escenarios posibles para Grecia? El Equipo de Estrategia de ClickTrade nos señala los siguientes:

1. Salir del paso: El escenario más probable. Que el nuevo gobierno emergente el próximo 17 de junio de las elecciones presidenciales elija no salir del euro, pero no se compromete incondicionalmente a poner en práctica el vigente programa de la Troika. En este caso, se llevaría un cese de los pagos de la Troika, pero no constituirá una exclusión de Grecia de la eurozona, dejando a los bancos griegos teniendo acceso a las facilidades de liquidez del Banco Central Europeo. El mercado se alegraría en esta situación favoreciendo los activos de riesgo.

2. Salida rápida: Grecia sale del euro e introduce su propia divisa. Entonces, Grecia sería expulsada de los mercados de capitales, llevando a la economía europea a sufrir un fuerte impacto en el PIB del entorno del 2%. El mercado respondería con dureza llevando a la rentabilidad del bono alemán a 10 años a un mínimo del 1%.

3. Salida lenta: Grecia es excluida de la zona euro, pero no hay ningún mecanismo para forzar la salida. En la práctica se negaría el acceso de los bancos griegos a la liquidez del BCE. Esta es menos probable que la primera pero tiene más posibilidades que la segunda opción. Catalina García,Sala de Inversión


Logo FinancialRed